Firma Institucional
Inicio > noticias> Brinda INPer neuroprotección a sus pacientes

Brinda INPer neuroprotección a sus pacientes

 

Los bebés prematuros están expuestos a sufrir muchos daños neurológicos, por ello, especialistas del Instituto Nacional de Perinatología trabajan de manera integral en la aplicación de distintas estrategias de predicción y prevención de patologías materno fetales.

Para abordar el tema, se llevó a cabo el Simposium "Neuroprotección", coordinado por el Dr. Luis Alberto Fernández Carrocera, Subdirector de Neonatología del INPer, durante el segundo día de actividades del Seminario Internacional de Neonatología.

En él se expusieron distintos puntos de vista obstétricos y neonatales a cargo del Dr. Rodrigo Zamora Escudero, Director Médico; la Dra. Sandra Acevedo Gallegos, adscrita al Departamento de Medicina Materno Fetal y la Dra. Martha Lucía Granados Cepeda, adscrita a la Unidad de Cuidados Intensivos al Recién Nacido.

La parálisis cerebral es la principal causa de discapacidad motora grave y está asociada con el nacimiento pretérmino, pues el riesgo es 80 veces mayor entre los nenonatos de 23 a 27 semanas, comparados con los recién nacidos de término, aseguró el Dr. Rodrigo Zamora.

"Aunque las medidas preventivas del nacimiento pretérmino son pocas, en el Instituto han mejorado las técnicas obstétricas y neonatales para entregar y recibir a estos bebés. El mecanismo de acción indica que la exposición in útero reduce la incidencia y la gravedad de parálisis cerebral en el recién nacido", agregó.

El Dr. Zamora demostró evidencia de los efectos neuroprotectores del sulfato de magnesio administrado de manera neonatal como un reductor significativo de riesgo de parálisis cerebral y reveló que tiene una reducción sustancial de disfunción neuronal.

En su oportunidad, la Dra. Sandra Acevedo explicó que todas las pacientes que llegan al Instituto reciben una evaluación del primer trimestre de gestación, en la cual se valoran todos sus factores demográficos, además de los marcadores ultrasonográficos para cromosomopatía y las arterias uterinas.

"Si la paciente resulta de dicha evaluación con un riesgo mayor a cien, tanto para preeclampsia como para restricción de crecimiento, esa paciente inicia un programa de vigilancia más intensivo que cualquier otra paciente, para evaluar si su bebé apunta a bajo peso al nacer, si el crecimiento del bebé es adecuado, si está manteniendo bien la cantidad de líquido amniótico y si se normalizaron las arterias uterinas alrededor de la semana 16 a 18, o hasta la 24. Cuando no se normaliza aún en la semana 24, sabemos que existe una alta predicción para restricción del crecimiento", detalló.

La neuroprotección empieza en el INPer desde que la paciente llega por primera vez al consultorio de Medicina Materno Fetal y una vez que se detecta la restricción de crecimiento o preeclampsia, esto representa un fallo en la prevención y será un bebé que va a estar catalogado como enfermo.

"De la misma forma cuando una paciente llega a parto pretérmino es un fallo y ya todo lo que se hace después son solo medidas paliativas", dijo.

La experiencia de MMF apunta a que los bebés que tienen una restricción del crecimiento son quienes van a tener más daño a futuro.

El concepto de control prenatal en el Instituto no se basa únicamente en otorgar una consulta, sino que además las pacientes son sometidas a una evaluación de riesgos para la madre y el feto, se valora su estilo de vida y nutricional, y quienes lo requieren reciben un tratamiento profiláctico o algún otro, dependiendo de sus características y factor de riesgo.

En tanto, la Dra. Martha Granados alertó que las dos primeras causas de daño cerebral en el recién nacido son la prematurez extrema y la encefalopatía hipóxico isquémica, por lo que el estándar de oro para el Departamento de Tococirugía es la adecuada reanimación neonatal, la cual resulta la mejor estrategia para disminuir el daño neurológico.

"La asfixia al nacer es responsable del 19 por ciento de los cinco millones de muertes neonatales por año a nivel mundial. Aproximadamente el 67 por ciento de los recién nacidos de término que inicialmente aparentan estar muertos, sobreviven sin secuelas mientras que alrededor del 50 por ciento de los recién nacidos pretérmino con peso menor de un kilo, tienen posibilidades de sobrevivir sin secuelas", de ahí la importancia de la adecuada reanimación neonatal.




Última modificación :
Jueves, Agosto 10, 2017 12:42 PM por Tecnologías de la Información
INSTITUTO NACIONAL DE PERINATOLOGÍA - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2012 - POLÍTICAS DE PRIVACIDAD
Salud

Montes Urales 800, Col. Lomas Virreyes, Del. Miguel Hidalgo

Ciudad de México CP. 11000

Comentarios sobre este Sitio de Internet